¿Cómo saber si es coronavirus (COVID-19) o gripe?

Self Care Decisions / ¿Cómo saber si es coronavirus (COVID-19) o gripe?

Información de fondo

  • Las infecciones por COVID-19 se han propagado a la mayoría de las comunidades.
  • Durante el invierno, las infecciones por la gripe (influenza) también se propagan extensamente.
  • A continuación se describirán algunos consejos sobre qué hacer cuando ambos virus están presentes.

¿Qué tan similares son el COVID-19 y la gripe?

  • Presencia de síntomas: Son casi los mismos. No podrá diferenciarlos cuando esté enfermo.
    • La fiebre y la tos son los síntomas más comunes para ambos.
    • Otros síntomas respiratorios, tales como: dolor en la garganta y secreción nasal. Estos son los síntomas más comunes para ambos.
    • Los dolores musculares y la sensación de extremo cansancio se puede observar en ambos.
    • El único síntoma que ayuda a diferenciarlos es la pérdida del gusto o del olfato. Esto indica la presencia de COVID-19, pero sólo ocurre en 15% de los pacientes. Además, ocurre raras veces con la gripe.
  • Pruebas virales. Hay pruebas para ambos virus. Ambas se realizan con una muestra de la cavidad nasal o de la garganta. La prueba es la única manera de saber el diagnóstico correcto y es la única forma de saber qué virus padece una persona.
  • Tipos de Complicaciones. Estas son casi las mismas. El síntoma grave más común es la dificultad para respirar (falta de aliento). Regularmente indica que el paciente ha desarrollado neumonía. Otras complicaciones en los niños pequeños son la tos del crup (tos perruna) o la sibilancia (dificultad para respirar). Estas se deben a un estrechamiento de las vías respiratorias y se pueden presentar con ambos virus. Sin embargo, la tasa de complicaciones es más alta con el COVID-19.
  • Factores de Alto Riesgo para Complicaciones. Los factores de alto riesgo más comunes son la enfermedad pulmonar, la enfermedad cardiaca, la diabetes, y la obesidad. La lista de pacientes de alto riesgo del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para la gripe es similar a la lista cambiante de pacientes con COVID-19.
  • ¿Cómo se propaga? Ambas enfermedades se propagan de persona a persona por medio de gotitas que se dispersan al respirar. Las gotitas se producen al toser, estornudar, gritar o cantar. Las gotitas las inhala una persona cercana o rápidamente caen al suelo o al piso. El COVID-19 es más contagioso que la gripe y, en ocasiones, se propaga a través del aire cuando las personas se encuentran en proximidad en ambientes cerrados.
  • Infecciones sin Síntomas. Ambas infecciones pueden presentarse sin síntomas (personas asintomáticas). Esto ocurre aproximadamente el 30% del tiempo o más para ambas enfermedades. Estas personas pueden transmitir la enfermedad a otras personas (propagadores). Pero, la tasa de propagación es mucho menor que para las personas con síntomas. Este es un motivo por el cual las personas deben usar cubrebocas.
  • Tratamiento en el hogar. Es el mismo. Trate los síntomas que le causan mayor molestia. Alivie los síntomas para la tos, el dolor de garganta y la fiebre conforme sea necesario. Tome más líquidos y manténgase bien hidratado. Cuando se sienta cansado, descanse más. Consulte el folleto titulado “Diagnóstico o Sospecha de COVID-19” para más detalles.
  • Prevención. Se ha comprobado que el usar cubrebocas, lavarse las manos más seguido y mantener el distanciamiento social ayuda a prevenir ambas enfermedades.

Diferencias entre el COVID-19 y la Gripe

  • Medicamento antiviral. Los antivirales orales recetados (Tales como: Tamiflu) sólo están disponibles para la gripe. Se recetan principalmente para los pacientes enfermos que, además, están en alto riesgo de sufrir complicaciones. Las personas sanas no necesitan medicamentos antivirales si se infectan con la gripe. En ocasiones se les administra un antiviral para el COVID-19 por vía intravenosa (IV) a los pacientes que están muy graves en el hospital.
  • Cuarentena en el hogar para personas sin síntomas que hayan sido expuestas. Después de tener contacto cercano con alguien que esté enfermo de COVID-19, se requiere quedarse en casa durante 14 días. Luego de tener contacto cercano con alguien que esté enfermo de la gripe, no se requiere quedarse en casa, a menos que tenga síntomas. La cuarentena en casa significa evitar el contacto con otras personas.
  • Aislamiento en el hogar para las personas enfermas con síntomas. Se requiere el aislamiento en el hogar durante 10 días o más para el COVID-19. El aislamiento para la gripe sólo se recomienda hasta que la fiebre se haya retirado durante, por lo menos, 24 horas. Motivo: El COVID-19 es mucho más peligroso que la gripe.
  • Aparición de síntomas luego de la exposición. El periodo de incubación es el tiempo que tarda una persona que ha estado en contacto cercano con un enfermo en presentar síntomas. La gripe comienza más rápido. En promedio, los síntomas de la gripe comienzan de 2 a 3 días luego de la exposición a un enfermo. Los síntomas de COVID-19 comienzan en promedio de 5 a 7 días luego de la exposición.
  • Temporada del año. La gripe es estacional, regularmente de octubre a abril. Aumenta en los meses de diciembre a febrero. El COVID-19 no es estacional. No desaparecerá en la primavera como la gripe.
  • Gravedad y tasa de mortalidad. El COVID-19 es mucho más peligroso que la gripe. Hasta un 20% de los pacientes adultos desarrollan dificultad para respirar. Esto es menos común en los niños. El COVID-19 tiene índices de complicaciones y de ingresos a la unidad de cuidados intensivos más altos que la gripe. La tasa de mortalidad para los adultos es de, aproximadamente, 6 de cada 1000 casos. El COVID-19 causa 10 veces más muertes que la gripe estacional en las personas que se contagian.

Consejos de cuidado

Resumen:

  • Haga todo lo posible para no contraer ninguna de estas enfermedades.
  • El contraer ambas enfermedades al mismo tiempo puede ocasionar complicaciones más graves.
  • El contraerlas con poca diferencia de tiempo también es riesgoso. Es posible que la primera le debilite el cuerpo para cuando comience la segunda.
  • Conviértase en un experto en la prevención. Confíe en la ciencia.
  • A continuación se mencionan algunos consejos para ayudarle a superar esta temporada de gripe.

Vacuna contra la gripe – Sea inteligente y póngase la vacuna contra la gripe:

  • Obteniendo su vacuna anual contra la gripe es la mejor manera de proteger a su familia de la gripe.
  • Este año es más importante que nunca. Motivo: El contraer COVID-19 mientras también tiene la gripe o se está recuperando de esta puede aumentar su probabilidad de presentar las complicaciones graves.
  • Las vacunas contra la gripe son muy recomendables para los niños mayores de 6 meses de edad. (AAP)
  • Todos los adultos deben ponerse la vacuna contra la gripe, no solo los que estén en mayor riesgo de sufrir complicaciones.
  • La vacuna contra la gripe casi siempre previene contraer cualquier infección gripal. Si la vacuna no le protege contra algún virus de la gripe nuevo y lo contrae, la vacuna aún le ayuda a reducir sus síntomas.
  • El obtener la vacuna contra la gripe encenderá y activará su sistema inmunológico. Las investigaciones indican que hasta podría reducir su probabilidad de contraer COVID-19.

Vacuna contra el COVID-19 – Cuando esté disponible, póngase su vacuna contra el COVID-19:

  • Las vacunas han salvado más vidas que cualquier otra medida de salud pública. Son el arma más poderosa que tenemos contra las enfermedades infecciosas mortales. Cumpla con la ciencia.
  • Las investigaciones para la vacuna contra el COVID-19 están en la vía rápida. El lanzamiento de la vacuna se aproxima.
  • Prioridades: los trabajadores del sector salud y otros trabajadores esenciales las recibirán primero.
  • Probablemente las vacunas seguras y eficaces estarán disponibles al público en general a principios del 2021.
  • Si le ofrecen la vacuna contra el COVID-19, póngasela. Podría salvarle la vida y proteger a su familia.

Proteja a su familia de contraer el COVID-19 y la gripe:

  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Siempre láveselas antes de comer.
  • Use un sanitizador a base de alcohol si no hay agua disponible. Nota: el agua y jabón funcionan aún mejor.
  • No se toque los ojos, nariz o boca a menos que sus manos estén limpias. Los gérmenes de sus manos se pueden transmitir al interior de su cuerpo de esta manera.
  • Procure evitar el contacto con personas enfermas.
  • Los cubrebocas. Use un cubrebocas al salir de su casa. Los cubrebocas reducen la propagación de ambas infecciones. Aún después de que le administren la vacuna, los cubrebocas ofrecen protección adicional.
  • Distanciamiento social (seguro). Procure estar al menos 6 pies (2 metros) de retirado de cualquier persona que esté enferma. Evite las multitudes porque no puede saber quién podría estar enfermo.

Autor: Bart Schmitt MD, FAAP. Copyright: Copyright 2020. Updated 11/19/2020
Disclaimer: Ésta información no es intencionado como sustitio a consejería médica profesional. Solamente se provee para propósitos educativos. Ústed toma la responsabilidad de como elige utilizar ésta información.